Compra de tecnología: ¿Gasto o inversión para una PyME?

0
708

La compra de activos como equipo tecnológico, en ocasiones es considerada como un “gasto” por muchas empresas.

compcomputadorasLa adquisición de equipo de cómputo es una de las mayores inversiones que difícilmente se recupera porque en promedio los equipos tienen una vida útil de alrededor de 5 años.

El 15% de las laptops fallan en el primer año, esto aumenta a un 23% en el tercero. Y la tasa de fallas en equipos resistentes es de sólo el 2% lo que las hace 10 veces más confiables.

Después de 5 años, las computadoras convencionales tienen un costo de propiedad y de operación un 56% mayor que el de las computadoras resistentes, debido al mayor tiempo de inactividad y a la necesidad de reemplazar los equipos. Es aquí donde está la diferencia entre gasto e inversión.

El desarrollo de las PyMES ha sido significativo en los últimos años, gracias a la constante necesidad y capacidad de los emprendedores de crear nuevo negocios que buscan destacar del resto. Este constante crecimiento implica especialización y sofisticación del uso de nuevas tecnologías e innovación

La compra de activos como equipo tecnológico, en ocasiones es considerada como un “gasto”; sin embargo se debe tener presente que todas las herramientas con las que cuente la PyME, la harán mucho más competitiva. Contrario a un gasto, esta compra deberá valorarse como una inversión a corto o mediano plazo que será la mejor aliada para lograr los objetivos de negocio.

Un análisis acertado de las diferentes opciones en el mercado, nos permitirá tomar la decisión correcta, aprovechando los beneficios de invertir y no gastar. Identificar el tamaño y las necesidades de la PyME nos dará un panorama para poder detectar sus prioridades, las áreas de especialización, fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas (FODA). Una PyME especializada en logística no tendrá las mismas necesidades que una del sector asegurador, por ejemplo.

No sólo hay que hacer la compra y continuar con las operaciones, sino que es conveniente hacer un estudio mucho más detallado para conocer márgenes de utilidad, retorno de inversión, costo total de propiedad, por mencionar algunos.

En el caso de PyMES especializadas en ofrecer servicios para diferentes sectores industriales –como industria pesada o gobierno- la adquisición de equipo de cómputo es una de las mayores inversiones que difícilmente se recupera porque en promedio los equipos tienen una vida útil de alrededor de 5 años lo que implica que al final de ese periodo deberá realizarse una nueva inversión.

costodepropiedad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE: Venture Data Corporation (VDC). Ilustra que la vida útil entre computadoras resistentes y computadoras convencionales que operan en ambientes difíciles, ello significa ahorros de cientos de dólares, alrededor del 15 por ciento.

Sin embargo, existen alternativas que pueden prolongar esta inversión, por ejemplo equipos que por sus características serán más duraderos que los convencionales. Al adquirir computadoras,  generalmente  nos fijamos en el precio, tamaño, capacidad de disco duro  entre otras especificaciones menos relevantes, pero existen características que no debemos pasar por alto, a continuación mencionaré algunas.

La primera es la durabilidad de los equipos, ya que muchas de las actividades en la que nos desempeñamos son realizadas en campo, y en condiciones climáticas como temperaturas extremas, vibraciones, humedad, polvo, caídas, etc. En este sentido  el uso de equipos convencionales limitarán el desempeño; así que para estos casos se deberá considerar equipos de uso rudo y resistente.

La relación costo-beneficio, sería la segunda característica a considerar. La mayoría de las computadoras portátiles no están diseñadas pensando en el mundo exterior. De hecho, investigaciones realizadas por la industria indican que las tasas promedio de fallas anuales son significativamente más altas en las computadoras portátiles convencionales.

relcostobeneficio

 

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE: Venture Data Corporation (VDC). Ilustra la diferencia en el Costo Total de Propiedad (TCO) entre computadoras resistentes y computadoras convencionales que operan en ambientes difíciles.

Por último hay que prestar particular atención a la garantía y los servicios que ofrece el proveedor; la mayoría cuenta con un año de garantía y servicio, pero hay compañías que la extienden hasta tres años. Esto es importante porque las fallas representan gastos adicionales a partir del segundo año de uso, tiempo en el que se comienzan a presentar algunas averías o mantenimiento.

El servicio deberá estar disponible en cualquier momento y lugar para evitar pérdida de tiempo por reparaciones o pérdida de datos.

En los últimos 15 años se han logrado grandes avances en este sentido, en México la división de soluciones empresariales “Toughbook” ha trabajado para crear una nueva categoría de equipos que ofrecen características únicas como protección superior al promedio en los componentes más propensos a dañarse, un tiempo máximo de funcionamiento y una productividad óptima a un menor Costo Total de Propiedad.

Es importante señalar que después de 5 años, las computadoras convencionales tienen un costo de propiedad y de operación un 56% mayor que el de las computadoras resistentes, debido al mayor tiempo de inactividad y a la necesidad de reemplazar los equipos. Es aquí donde está la diferencia entre gasto e inversión.

No solamente el costo de las fallas de una computadora es sustancial, también los efectos negativos en los procesos de negocios, como retrasos o pérdida de información que afecta la productividad, suelen minimizarse en los reportes de equipos de uso rudo. Si bien la mayoría de las organizaciones está consciente del costo directo de reparación de los equipos, pocas entienden los costos indirectos de la tecnología informática de la organización y el costo de oportunidad para la empresa.

Según un estudio presentado por Gartner, el 15% de las laptops fallan en el primer año, esto aumenta a un 23% en el tercero. Y la tasa de fallas en equipos resistentes, como las Toughbook, es de tan solo el 2% lo que las hace 10 veces más confiables. Además, pronostica para este año un crecimiento del 2.5% de inversión en tecnología comparado con el 2011, lo que indica que es necesario duplicar los esfuerzos para concientizar a las PyMES de la importancia en invertir en tecnología de punta. Considerando estas cifras podemos pronosticar grandes oportunidades, que si son aprovechadas por la empresa, traerán grandes beneficios económicos.

Creo que muchos emprendedores no consideran que es posible adquirir tecnología innovadora siendo una empresa pequeña, tal vez sea por miedo a descapitalizarse, falta de liquidez o por el simple hecho de no contar con la información necesaria; sin embargo hay soluciones para cada una de estas limitantes. Si consideras que es riesgoso dejar un gran porcentaje de inversión en tecnología puedes diversificar tus recursos y tomar parte de un crédito o financiamiento con la banca comercial e incluso un programa de arrendamiento también resulta atractivo dependiendo de las necesidades y estrategias.

Si no cuentas con la información necesaria, analiza las ofertas que tiene el mercado, revisa tu plan de negocios e invierte tiempo en esta tarea, que te aseguro será muy rentable en un corto plazo.

 

COMPARTIR
Artículo anterior¿Un Social Media Plan para mi PyME?
Artículo siguienteLa Tecnología en la empresa del futuro
Sergio Olguín es actualmente Gerente Comercial de la línea Toughbook en Panasonic México. Es Ingeniero en Sistemas Computacionales y cuenta con un posgrado en Marketing Estratégico por la Universidad Tecnológica de México. Tiene una trayectoria de más de 10 años de experiencia en ventas dentro del sector de las Tecnologías de la Información.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here