Define tus Objetivos y Llega al Éxito

1
943

Lo que resulta verdaderamente” Urgente”, es ocuparse de lo “Importante”

¡Nada es casualidad estimado lector, el pasado mes de octubre he cumplido 40 años, 40 años de haber nacido en este hermoso país –aún con toda la retahíla de noticias, eventos y situaciones que han hecho más grande la crisis mundial aquí en nuestro México lindo y querido-, y a pesar de todo, no me quejo!

Y digo lo anterior porque este artículo se relaciona íntimamente con el tema objeto de estas líneas: El planteamiento de los objetivos y/o metas. Bueno, y ¿por qué son importantes los objetivos o metas?

1) Por la sencilla razón de que las metas u objetivos son el ingrediente básico para disfrutar de una vida plena de éxitos y excelencia, en todos los niveles.

2) Si no tienes unas metas bien establecidas, que cada día inyecten ilusión en tus venas y en tu corazón, y que aporten sentido y orientación a tu vida, estás en peligro de estar viviendo, lamentablemente, por debajo del 50% de tu potencial.

Ahora bien, lo primero que tendrías que hacer es pensar, de aquí a 10 años, ¿cómo te quieres ver? ¿Cómo te visualizas al final de ese periodo? ¿Al lado de quién o quienes te imaginas estar? ¿En qué lugar geográfico consideras que vas a estar al final de esos 10 años?

Perfecto, una vez hecho lo anterior, ahora si, puedes empezar a dividir tus objetivos conforme a la siguiente herramienta:

 

El Diagrama de los 8 Factores

¿Y qué es eso? Pues no es más que un gráfico con niveles que nos permitirá medir el nivel en que nos encontramos hoy en día, un termómetro que nos indica el nivel de pasión, de compromiso que le estamos dando a nuestros proyectos.

Es como el siguiente:

Planeación Estratégica 1

Traza una raya que una cada uno de los factores, siempre conforme al nivel que tú consideres que tienes en este momento, pudiendo quedar de la siguiente forma:

Planeación Estratégica 2¿Y esto para que nos va a servir? Bueno, nos da una idea gráfica de cómo andamos en los diversos aspectos de nuestra vida y nos permite entonces generar las metas y/o objetivos según sea el caso, para ello tenemos este ejemplo:

Salud

Interpretación: Ese nivel significa una persona sana, no completamente, por ello, amerita los siguientes:

Objetivo 1: Hacerse un chequeo médico periódico para mantenerse sano.

Objetivo 2: Iniciar una rutina de atletismo (joggin) por las mañanas.

Objetivo 3: Evitar en lo posible el consumo de grasas y refrescos, y tomar mucha agua. Sobretodo: “NO FUMAR NUNCA MÁS” (*1).

Y así sucesivamente puedes ir redactando los objetivos de cada factor en función del nivel que tú te hayas calificado.

Pero, siempre hay un pero, ¿QUÉ PASA CUANDO NO SABES DAR PRIORIDAD A LOS OBJETIVOS Y/O METAS?

Aquí se cae en una contradicción: ¿Cómo puedo dedicarme a realizar los objetivos y/o metas si siempre hay cosas que hacer?

Bueno, aquí te muestro otra forma de clasificar tus objetivos de una manera gráfica y atractiva que te permita ver a golpe de vista la organización de los mismos:

Planeación Estratégica 3

¿Cómo clasificar nuestras actividades, objetivos y metas en este cuadro?

El primer cuadrante, LO IMPORTANTE y LO URGENTE, se refiere a las crisis, las actividades de presión, los “fuegos que hay que apagar”, las actividades que tienen fecha límite y los problemas que deben solucionarse rápidamente.

En el segundo cuadrante, LO IMPORTANTE y NO URGENTE, se establecen la Planificación, la Visión de largo plazo, los Valores y nuestra preparación, así como las actividades de recreación verdadera.

Al tercer y cuarto cuadrante lo llamo “LOS ROBATIEMPOS” y son los verdaderos consumidores de nuestra energía, ya que son los deseos y necesidades de otras personas, transformados en solicitudes explícitas hacia nosotros y nos distraen de las tareas de los cuadrantes 1 y 2. Ceder a estas solicitudes se convierte en una tentación por que en muchos casos, de estas dependen nuestra popularidad y aceptación personal frente a las demás personas. A continuación se presentan con mayor precisión dichos cuadrantes:

El tercer cuadrante, LO NO IMPORTANTE y URGENTE, se refiere a las interrupciones que tenemos, las llamadas y reuniones imprevistas, así como las visitas inesperadas, que deberemos atender por urgentes, reflexiona esta frase que supongo alguna vez has pensando para tus adentros: “Me pasé todo el día ocupado, pero siento que no hice nada de lo importante que tenía previsto”. ¿No te suena familiar?

Y finalmente, en el cuarto cuadrante, LO NO IMPORTANTE y NO URGENTE, se refiere a las actividades de evasión, las cosas triviales y que nos generan pérdidas de tiempo.

Planeación Estratégica 4

¿En qué cuadrante deberás colocar tus objetivos y metas? Indudablemente en el primer y segundo cuadrantes.

Ahora, coloca las actividades que consideras importantes y urgentes en tu primer cuadrante, puedes citar los objetivos y metas que tú consideres Importantes y Urgentes.

Para el segundo cuadrante coloca los Objetivos que te hacen crecer y que serán los que te permitan llegar a la Autorealización, para este cuadrante los valores que deberás tener presentes serán la perseverancia, la fe, la esperanza y la determinación.

Evita poner la mayoría de tus actividades en el tercer y cuarto cuadrante ya que no podrás conseguir tus objetivos y metas propuestos en el Diagrama de los 8 factores.

Recuerda igual, que puedes clasificar tus objetivos de muchas formas: personales u organizacionales, por su temporalidad en cortos, medianos o de largo plazo, y te sugiero amigo lector que tus objetivos de corto plazo los establezcas en el primer cuadrante “LO URGENTE y LO IMPORTANTE”, los medianos y los de largo plazo establécelos en el cuadrante de “LO IMPORTANTE y NO URGENTE”.

SUGERENCIAS:

  1. Imprime el gráfico de los 8 factores y colócalo en un área visible en tu hogar u oficina.
  2. Redacta en función de cada factor los objetivos y metas y agrégales una fecha de cumplimiento y/o el tiempo en que consideres que los vas a cumplir.
  3. Imprime el gráfico de los 4 cuadrantes con los Objetivos y Metas ya definidos, colócalo en un área que tengas siempre a la vista para que no pierdas el enfoque sobre ellos, conforme los vayas cumpliendo, los vas señalando como tal.
  4. Cada que llegues a cumplir un objetivo, autocomplácete, regálate algo y celebra el triunfo solo, con tu familia o con tus amigos.

Considero estimado lector que si realizas ambos métodos, te garantizo que estarás cumpliendo con dos premisas importantes que le han dado sentido a mi existencia y que igual le darán sentido y significado a tu vida.

La primera, TENER ALGUIEN CON QUIÉN COMPARTIR, nuestros éxitos y logro de objetivos y metas, no tendrían sentido si no tenemos a nadie con quien compartirlos.

La segunda, ALGO POR QUÉ LUCHAR, si no tienes un sueño, una visión o una ilusión al menos, te aseguro que te sentirás como un barco que ha zarpado sin saber a qué puerto llegar ni por qué motivo llegar a dicho puerto.

 

Bibliografía

Neuman Praes Jacobo. “Por favor deja de Fumar. Y si no lo haces no empieces”. 4ª. Edición. 2008. Joega Editorial. (Disponible sólo con el autor).

Luis Alberto Hernández Aguilar, es Licenciado en Comercio y Finanzas Internacionales por la UPCH, con Maestría en Ciencias en Planificación de Empresas y Desarrollo Regional por el Instituto Tecnológico de Villahermosa, actualmente es Director General de “Lambda Instituto de Desarrollo Integral”, especialista en la Consultoría en Desarrollo Organizacional.

 

 

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here