General

Desarrolla un plan para apalancar tu empresa

emprendedores
Siempre busca implantar un sistema antes que emplear más personal; es importante que comiences a dejar de operar tu negocio y te dispongas a construirlo.

¿Sabías que el Apalancamiento financiero no es el único tipo de apalancamiento que existe?

emprendedoresFue Arquímedes quien dijo “Si me dan una palanca, yo moveré al mundo”.  En realidad esto es cierto no solo en el mundo de la física, sino también en el de los negocios. De hecho, y de acuerdo con la experiencia tanto de empresarios exitosos como de autores reconocidos, el apalancamiento constituye una clave indispensable para el éxito en los negocios.

Desafortunadamente, muchos empresarios gastan su tiempo operando el negocio, desenfocándose en el punto medular del crecimiento: El verdadero trabajo del dueño (aún de los negocios pequeños) es trabajar PARA y no EN el negocio. Es ahí donde reside el poder del apalancamiento.

Si tu eres dueño de un negocio, cada acción que realices operándolo (en lugar de construyéndolo) debe lanzarte de inmediato la interrogante: “¿Cómo puede el apalancamiento jugar a mi favor?”.

Para respondernos a esta pregunta, es necesario saber qué es el apalancamiento. La frase tan usada en estos tiempos: “Hacer más con Menos” es el ejemplo perfecto para definir este concepto. De hecho, el verdadero apalancamiento es hacer MUCHO MÁS con MUCHO MENOS… así que es urgente que te preguntes ¿de qué forma puedes comenzar a hacer más con menos?, incluso también deberías plantearte: ¿Cómo puedo servir a más clientes en mi negocio?”, ¿Cómo puedo aumentar mi producción, con menos tiempo de mi parte?”, “¿Cómo puedo abarcar más mercado empleando menos de mi tiempo?”.

“En muchas ocasiones, los dueños de negocio sacrifican este “tiempo personal” en su búsqueda de ganar más dinero, sin darse cuenta que el apalancamiento no sólo constituye la clave para la abundancia personal, sino también para el éxito y la abundancia en los negocios”.

Los sistemas efectivos pueden ahorrarles tiempo y dinero a ti y a tu equipo.  La regla básica para sistematizar es “Sistematiza la rutina, humaniza la excepción”. Cualquier cosa que no pueda ser sistematizado necesita ser realizado por personas. Siempre busca implantar un sistema antes que emplear más personal.  Un sistema significa que las cosas se hacen consistentemente, independientemente del miembro del equipo que las realice.

Recuerda…

  • Los sistemas hacen funcionar tu negocio…
  • La gente hace funcionar tus sistemas…
  • Tu lidereas a la gente…

Otra de las áreas para apalancar tu negocio es por medio de la Tecnología. Sin embargo ésta, por sí misma, no es la solución; pero usarla para acelerar los sistemas, es una necesidad.

Observa detenidamente los sistemas que has creado y que la Tecnología pueda mejorarlos, de manera más rápida como un costo más efectivo. Seguramente te estarás preguntando ¿Cómo puedo afrontar la nueva tecnología y que no sea obsoleta cuando la adquiera?

Tengo una regla simple que comparto con mis clientes cuando se trata de invertir en Tecnología y la divido en dos:

Una es la que está al frente de tu negocio, es decir como ser el primero en utilizar una tecnología que le de a tu cliente un producto y/o servicio, una experiencia mejor, mas económica y efectiva. Aquí es preferible estar a la vanguardia. Sin embargo, ten la certeza que el mercado cambia.

Y la otra es que cuando se trata de tecnología de respaldo como un nuevo software de contabilidad, no hay que apresurarse tanto. Como sea, debes ser capaz de hacerle frente o encontrar una forma de hacerlo, antes de comprarlo.  Es decir, debe salir de tu flujo de efectivo, especialmente para las grandes compras. Recuerda que son los pagos de rentas y contratos a largo plazo lo que lastiman a las PyMEs cuando tienen un desembolso mensual alto.

Comienza a construir peldaños, ve paso a paso pero a lo seguro. Lo importante es que comiences a dejar de operar tu negocio y te dispongas a construirlo ¿Te hace sentido? Si persistes en seguir operando el negocio, tu tiempo -limitado a 24 horas al día- será insuficiente para lograr contestar a todas las preguntas aquí planteadas. Adicional a esto, tu tiempo en el terreno personal se verá pronto reducido y traducido a menos horas con la familia, menos tiempo de sueño, menos horas para el esparcimiento y la excusa “Esquezofrénica*” perfecta para abandonar el ejercicio.

*VER: “ESQUEZOFRENIA, UN MANUAL PARA LA NUEVA VIDA” POR DR. JACOBO NEUMAN PRAES. JOEGA EDITORIAL. 7ª EDICIÓN.

Similar Posts