¿Y tu estrategia empresarial sigue siendo efectiva?

estratregia de negocios
¿Qué tienen en común los camaleones, las tortugas marinas que llegan a vivir hasta 250 años y los árboles de olivo que llegan a vivir hasta 2000 años? Pues fácil, ¿no? Su gran capacidad para adaptarse a las continuas y cambiantes circunstancias del medio ambiente.

estratregia_de_negociosExactamente eso mismo hacen las empresas y organizaciones exitosas: mejoran continuamente su estrategia empresarial para que año con año sigan cosechando los frutos que para ellas son importantes: ingresos, utilidades, clientes, productos, premios, crecimiento, cobertura, participación de mercado, etc.

Estrategia empresarial es el mecanismo principal por medio del cual una organización alcanza sus objetivos estratégicos. Es muy importante para las organizaciones contar con un proceso formal de planeación estratégica.

Una estrategia empresarial noqueadora es aquella que le permite a las empresas estar siempre uno o dos pasos delante de sus competidores. Todas las organizaciones, chicas, medianas y grandes, públicas y privadas, con y sin fines de lucro tienen que diseñar y mejorar continuamente su estrategia si quieren sobrevivir y crecer. Nadie puede estar presente en el mercado sin una estrategia definida. En contraste, las estrategias autodefinidas son efectivas solo en el corto plazo y son altamente vulnerables en el largo plazo.

Imagina desde el modesto puesto de tacos de la esquina hasta la empresa No. 1 en el ranking de las mejores empresas. Todas están obligadas a ir clarificando y documentando al paso del tiempo su estrategia.

Definición de estrategia empresarial.

Estrategia empresarial es el mecanismo principal por medio del cual una organización alcanza sus objetivos estratégicos. La estrategia responde de forma contundentemente a la pregunta “¿Cómo le hace la organización para sobrevivir y crecer?” La estrategia puede estar descrita en una frase o en un pensamiento en la mente de los dueños, de los directores, o en un conjunto de ideas descritas por el equipo directivo de la organización dentro de un documento formal.

El taquero puede decir simplemente, mi estrategia es “vender tacos bien servidos a un precio muy bajo”, mientras que el Consejo de Administración de la empresa No. 1 puede tener por escrito toda su estrategia dentro de un documento en el cuál destacan frases como… “invertir en sectores de la economía con tasas de crecimiento promedio por encima del 20% anual”, “innovando productos y servicios con tecnología de punta que mantengan a nuestros clientes en el estado del arte”, “teniendo personal altamente calificado y satisfecho”, etc. Y ambos tipos de enunciados están muy bien, porque pueden responder claramente a la pregunta “¿Cómo le hace la organización para sobrevivir y crecer?”

Obviamente, bajo esta definición llegamos a varias conclusiones. Primera, todas las organizaciones, independientemente de su tamaño, tienen una estrategia, aunque sea autodefinida. Segunda, no todas las estrategias son igualmente efectivas, algunas son más vulnerables e imitables que otras. Tercera, siempre se puede descubrir bajo un método formal una mejor estrategia. Cuarto, no es suficiente con haber encontrado una vez la estrategia, se necesita permanentemente mejorar y enriquecer la estrategia empresarial.

Ahora imagina que en la calle donde está nuestra taquería estrella, se van poniendo más puestos de tacos, ¿qué pasa con la efectividad de esta estrategia si todos la copian y se enfocan en la misma estrategia de “vender tacos bien servidos a un precio muy bajo”? La lógica diría que pueden pasar muchas cosas: que nuestro taquero siga siendo el rey de la calle porque él llegó primero, o bien, que el rey empieza a perder mercado porque el cliente tiene otras ofertas iguales o mejores, o bien que el rey se ve forzado a innovar productos para estar un paso delante de la competencia, o bien que el rey decide hacer otras cosas ante la realidad de lo que ocurre en su pequeño mundo, o bien que el rey decide ampliar su perspectiva de los negocios y se visualiza más allá de la calle “mater”. Igualmente, todas las organizaciones tarde o temprano se ven en la imperiosa necesidad de tocar el tema de su estrategia empresarial y sobre todo, de cuestionar su efectividad. Por ello, se vuelve importante o muy importante para algunas organizaciones tener un proceso formal de planeación estratégica que les permita cuestionar, enriquecer y mejorar continuamente su estrategia y los resultados que éstas buscan alcanzar.

Colectivamente a lo largo de muchos años como consultores hemos ido puliendo las metodologías que utilizamos con nuestros clientes para “Diseñar no solamente estrategias sino estrategias empresariales noqueadoras” que les permitan estar siempre uno o dos pasos delante de los competidores, y siempre la hemos compartido de forma abierta en nuestros libros gerenciales, nuestros cursos de capacitación y nuestros servicios de consultoría. Ahora la compartimos de una forma académicamente breve en este artículo para mostrar la importancia y necesidad de contar con una estrategia bien definida. Para mayores detalles puede consultar el libro “Planeación Estratégica, 2006, Panorama Editorial, de Martín G. Álvarez Torres.

¿Cómo rediseñar la estrategia empresarial?

Clarificando en blanco y negro al menos los siguientes temas:

  1. Define el negocio en qué debes estar.
  2. Define el sueño o la visión de tu negocio.
  3. Define la razón de ser o la misión de tu negocio.
  4. Define la disciplina de negocio o la persistencia ante el cliente.
  5. Define tus objetivos estratégicos para el corto y largo plazos.
  6. Define tus proyectos de mejora.
  7. Define tu programa de trabajo.

Usando como ejemplo a nuestro taquero estrella, podemos ilustrar de una manera breve que después de utilizar nuestras metodologías de consultoría y de hacer un análisis del medio ambiente externo e interno en que se desenvuelve su negocio la estrategia podría quedar definida de la siguiente manera.

La estrategia empresarial del Rey del Taco:

  1. Venta de tacos caseros
  2. Sueño. Tener una red de taquerías donde incrementemos la cantidad de clientes y conservemos su lealtad con la innovación continua de sabores y sazones.
  3. Razón de ser. Sorprender gratamente al cliente con la continua variedad de platillos.
  4. Disciplina de negocio. Ser percibidos como la taquería de mayor innovación de tacos.
  5. Objetivos Estratégicos: Incrementar las ventas en un 25% anualmente, generando una utilidad del 33%.
  6. Proyectos de Mejora: Abrir dos sucursales por año.
  7. Programa de trabajo. Ver el archivo incluido en el Plan Estratégico del año.

¿Te imaginas esta taquería dándole un fuerte énfasis a la innovación? Probablemente y adicionalmente a su menú normal (de chicharrón, de tinga, de carne molida) genere platillos diferentes para cada temporada (los de invierno, de primavera, de verano, de otoño), o tenga un platillo adicional cada semana (de chile relleno, de carnitas, de pollo cordon blue, de camarones, etc.), o bien involucrando al público en la invención de nuevos platillos.

En conclusión, entre mayor sea la conjugación de ideas que genera el dueño o el director general con su equipo directivo más probabilidades hay de puedan diseñar e implantar estrategias empresariales noqueadoras que de una forma constante le ayude a la organización a alcanzar sus objetivos estratégicos o resultados más importantes. La suerte de las estrategias autodefinidas puede durar poco tiempo y pueden ser poco efectivas.

“El éxito lo obtienen las personas pensantes no las inteligentes”

Peter Drucker

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *