Explosión de Sensaciones

nexo

Recientemente inaugurado en el corazón de Polanco, en la famosa calle Campos Elíseos frente al hotel Hyatt, Nexo es la nueva propuesta culinaria en la ciudad que ha llegado para marcar un antes y un después en la gastronomía local. Su concepto va más allá de la simple unión del vino y la comida en un mismo lugar, su filosofía radica en buscar la historia detrás de cada maridaje para lograr que cada experiencia sea única y diferente.

Buscando que el comensal viva una gran experiencia gastronómica y que sea distinta con cada visita, Nexo está en evolución constante, rompiendo convencionalismos. A pesar de que sus influencias principales han sido tomadas de México y el Mediterráneo, es el producto en sí mismo el que dicta la técnica que inspira cada platillo. De esta manera se homenajean los productos locales y de temporada junto con las cualidades creativas del chef, permitiendo además que el sabor de los vinos de su amplia carta encontrará su camino sin tropezones.

nexo-1Las tendencias de la gastronomía mundial se recopilan de manera sutil en este bistrot moderno-informal, en el que se respira un ambiente casual y divertido, pensado en satisfacer tanto las necesidades de ejecutivos, como de personas que acuden a la zona para pasear y conocer el lugar. Su decoración hace referencia al bistrot francés, un espacio casual, acogedor y al mismo tiempo elegante.

La propuesta de Nexo se centra en la inspiración de los chefs Diego Niño y César Vázquez, cuyo estilo se distingue por ser de comida fresca y moderna. Entres sus platillos más emblemáticos están el jurel ahumado en frío con miso y jugo verde con habanero quemado; ensalada de pulpo rostizado con jugo de aceituna verde; arroz negro con calamares rellenos de chicharrón prensado; pescado de temporada con arroz meloso y jugo de su cocción; y filete de res en mantequilla avellanada con setas en escabeche.

La cava gira en torno al viejo y nuevo mundo, con una propuesta ecléctica de espléndidas etiquetas. Encontramos desde el Gloria de Ostatu, Riojano, un vino carnoso, concentrado y singular que muestra el Tempranillo en su máxima expresión. Hasta el vino idóneo para gozar con las delicias de la gastronomía mexicana, afrutado y elegante: Friné Reserva 2006, el Riojano que denota la pasión y el arte de su creación.

nexo-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *