Gracias a Dios no nací rico

0
825

Cuando trabajaba como ingeniero de tecnología en Monterrey, me tocó ir de viaje a la Ciudad de México con la gerente general de otra empresa del grupo y ella comentaba “que le daba gracias a Dios por no haber nacido en una familia rica”. Explicó que es un reto de la vida el ganarse por uno mismo, con sus propios medios, bienes materiales, reconocimiento, hacerse independiente y enseñarse a caminar por su cuenta.

Cuando uno nace rico y le dan todo, la vida no tiene el mismo chiste o motivación; nos volvemos insensibles. Por ese motivo muchos padres ricos no les dan a sus hijos la vida económica resuelta. Lo que nos dan gratis no tiene sabor, no se valora.

alcanciaUn compañero de universidad era el hijo del director general de Hylsa (una empresa metálica muy grande), llegaba en un auto viejo volkswagen sedán comprado por él mismo, porque su papá lo traía a raya y no le daba ni un peso. A otro compañero, hijo del dueño de una fábrica de aparatos de aire lavado en Torreón,  el papá le dijo que tenía que trabajar por su cuenta 10 años antes de meterlo a su empresa. Sería incorporado en el último puesto que hubiera alcanzado el muchacho por su cuenta. Esos papás ricos sabían que los éxitos ajenos no saben a nada y nos dejan vacíos. Sólo los que ganamos por nosotros mismos lo atesoramos de verdad.

Haz un ejercicio: Cierra los ojos e imagina por un instante que llega un genio de una lámpara y que te dice que puedes tener todo el dinero del mundo que quieras, pero que a cambio, nunca podrás trabajar en tu vida; ni un solo día. ¿Le aceptarías el trato?, piénsalo bien.

El ser humano tiene una necesidad básica: el de sentirse capaz por sí mismo. Cuando no la cumple viene un vacío enorme en su autoestima.

La vida ha sido diseñada para que gocemos más lo que nos hemos ganado por nosotros mismos, Nuestro sentido de autoestima se dispara con cada logro. No le prives a tus hijos de ese placer. La señal de no ayudarlos económicamente se las debes de dar desde que el niño tiene conciencia. Al mismo tiempo le envías la señal que le darás el apoyo que quiera para que logre su independencia, “enseñándolo a pescar”.

COMPARTIR
Artículo anteriorMichel Domit, una marca con alma
Artículo siguienteAntes de criticar a Trump
Gerardo Herrero Morales
Gerardo es actualmente el Director Capacitación y Consultoría Estratégica, S.C., Consultor, Negociador Profesional, Empresario, Conferencista.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here