Hace unos años, yo no me consideraba una persona extremadamente sociable. Es cierto que tenía un circulo amplio de amistades y conocidos, pero debo admitir que se me dificultaba crecer mi circulo social. No es que fuera una persona cerrada, simplemente me costaba trabajo iniciar una conversación con alguien nuevo a menos de que esa persona fuese sociable e iniciara la plática.

Poco a poco, fui mejorando mis habilidades de networking, debido a que mi empresa se dedica a eso y era fundamental para mi emprendimiento progresar en dichas habilidades.

El networking, es una de las habilidades esenciales para los emprendedores y empresarios, ya que pueden tener acercamientos productivos que les ayudarán a construir relaciones fuertes con otras personas que también están buscando expandir su marca o empresa. La creación de una red de contactos es fundamental para crear oportunidades de negocio.

Desarrollar este “soft skill” debería de ser algo que te enseñen en una materia dentro de la universidad, pero desafortunadamente es algo que la gente tiene que ir desarrollando conforme pasa el tiempo. Ya sea en eventos empresariales, comidas, en el trabajo, escuela, etc. La gente debe de procurar desarrollar esta habilidad poco a poco, ya que le va a funcionar a lo largo de toda su vida. No digo que de un día para otro te vuelvas un networker nato, pero si hay ciertas acciones que puedes hacer para ir desarrollando esta habilidad.

Algo que me ha funcionado mucho cuando conozco a alguien nuevo, es repetir su nombre cada vez que hablo con la persona. Esto no solo ayuda a retener cierta información en mi memoria, sino que también habla bien de mi persona ya que le doy importancia a la persona con la que estoy hablando.

Otra cosa que recomiendo es que, más que hablar sobre ti y lo que tú haces, hacerle preguntas a la persona sobre lo que hace él/ella. Esto inconscientemente  genera mayor atención por parte de la persona con la que estas hablando y también refleja el interés que tienes en la persona. Después de esto, la persona te va a preguntar a ti sobre lo que tú haces y ahí ya puedes elaborar un poco más sobre tu experiencia, empresa, etc.

Siempre debemos tomar en cuenta que el networking NO SON VENTAS. El objetivo del networking es detectar y aprovechar oportunidades para conocer a personas clave que te ayudarán o que ayudarás a mejorar su red profesional. Nos guste o no, en nuestro país el 80% de los negocios se hacen con base a relaciones. Ya depende de nosotros entregar un buen servicio/producto para retener dichos negocios.

Algo en lo que ayuda mucho el networking para mejorar como persona es que puedes  aprender mucho sobre distintas industrias y escuchar los retos a los que se enfrentan tus contactos. De esta manera te vuelves más culto, aprendes más sobre distintas industrias y este aprendizaje te puede ayudar a tener más temas de conversación con otros grupos de networking e ir creando tejido empresarial y fortalecer tus relaciones con nuevos contactos.

Es importante siempre ser tu propio embajador de marca. Nadie va a creer más en tu empresa que tu mismo, y la confianza que transmitas sobre tu empresa a la gente es fundamental para que la gente crea en ti. A pesar de que lo ideal no es venderte en eventos de networking, es muy importante dejar una buena impresión y siempre darle un poco de información a tus nuevos contactos sobre tu empresa y lo que haces, para dejarlos “picados” y darles una tarjeta de presentación para coordinar una llamada más en forma con ellos dónde ya puedas elaborar más a detalle sobre tus servicios y cómo se pueden complementar mutuamente.

También debes de aprovechar tus contactos para ser embajador de marca de tus propios clientes. Esto es algo que no te cuesta nada y puedes crear mucha fidelidad de parte de tu cliente, ya que ellos lo aprecian mucho y ven que te involucras en sus estrategias de branding y de mercadeo. Nunca dejes pasar una oportunidad de recomendar a alguien. Esto vale mucho y te sentirás muy bien contigo mismo al ayudar a alguien que alguna vez confió en ti.

En cuanto a asistir a eventos de networking, yo siempre procuro asistir a la mayor cantidad posible de eventos corporativos, siempre y cuando investigue con anticipación en giro del evento, la audiencia y la locación. Investigo mucho sobre los eventos porque es importante saber a lo que te vas a enfrentar y si los asistentes pueden llegar a ser clientes o aliados potenciales para mi negocio. No me gusta sonar sangrón pero si asisto a un evento que no me va a aportar nada en términos de negocios ni educativos, lo mejor es aprovechar mi tiempo haciendo algo que pueda ser más productivo para mi desarrollo profesional. Como emprendedor o empresario es de suma importancia analizar a que eventos les vas a dedicar tiempo y ver si tu puedes aportar algo de valor a la audiencia y gente que asistirá al evento.

Una última recomendación para aprender a desarrollar tus habilidades de networking es viajar solo. Esto yo creo que es la herramienta más valiosa para que alguien progrese en este tema. Y más aún si viajas a algún lugar desconocido. Vas a tener que socializar con gente de distintas culturas y distintos puntos de vista, abrir tu panorama y sobre todo vas a aprender mucho… más bien, muchísimo sobre los demás. Si tienes la oportunidad de irte de viaje solo, ¡hazlo! No hay una mejor experiencia que eso, ya que aprenderás mucho sobre los demás y mucho sobre ti. Te obligas a hacer networking o a quedarte encerrado en tu hotel viendo programas de televisión en un idioma que no entiendes.

Las conexiones exitosas y fuertes son construidas cuando tus mensajes se dirigen al target adecuado, así que no importa si tu negocio está dirigido sólo a la comunidad local, juntarte con gente de todo el mundo puede expandir tu visión y mejorar tu acercamiento de negocio.


Hanz Dieter Schietekat
Hanz Dieter Schietekat

Es un emprendedor mexicano y socio fundador de Business Republic Innovation Group, una empresa de desarrollo de negocios que crea nexos empresariales entre proveedores mexicanos y directivos de alto nivel de empresas globales. También ha desarrollano un modelo de negocios para impulsar a las Pymes y apoyarlas a generar negocios entre ellas. Desde chico, siempre estuvo interesado en conocer distintas culturas a nivel global. Vivió en Costa Rica, Polonia, España, México y Suecia. Hanz ha tenido experiencia trabajando para empresas de iniciativa privada y pública. Trabajó un tiempo en Promexico, apoyando a empresas mexicanas a exportar sus productos a EEUU, Canadá y Sudamérica. Para el sector privado, trabajó por varios años en una empresa británica llamada Marcus Evans, donde dirigía el área de desarrollo de negocios para Latino América desde el corporativo de la Ciudad de México. Tiene mucha experiencia generando oportunidades de negocios para empresas del área de marketing, infraestructura, recursos humanos, tecnología y financiera. Hanz es egresado de la Universidad Iberoamericana y hizo un diplomado en marketing internacional en la Universidad de Halmstad (Högskolan i Halmstad) en Suecia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.