Un viejo adagio dice: “No hay enemigo pequeño”.
¡Cómo no…! ¡También puede ser: Microscópico!
Y, en este desafortunado caso, lo hemos estado confirmando por todos lados, por todo el mundo, desde hace casi 6 meses, momento en el cual, el minúsculo enemigo inició su devastador y asesino ataque y marcha incontrolable por todo el planeta, generando una nueva “Pandemia”, de proporciones insospechadas en ese trágico momento.
Es tan aterrador su imparable avance por todos los confines del globo terráqueo, que ha podido lograr vencer a la invencible Rusia en este tipo de guerras totales, cosa que ni Napoleón o Hitler lograron nunca en sus múltiples intentos megalómanos**** de conquistarla en siglos pasados.
En esta Cuarta Guerra Mundial, no suceden eventos como los de las tres anteriores en las que por lo menos dos bandos luchaban unos contra los otros. En esta cuarta guerra, billones de pequeños y mortíferos combatientes luchan y diariamente ganan terreno y mortales victimas contra todos los seres humanos, independientemente de su localización en el planeta, su color de piel, su edad, genero, su estatura, su posición social, etc. Todos somos sus enemigos. Y, como tales, su único objetivo militar es asesinarnos a todos los seres humanos sin el mínimo de piedad o misericordia.
Un nuevo y verdadero genocidio ya se cierne sobre todo el planeta, donde cada país o gobierno, lucha con sus propias fuerzas armadas (personal de salud) y reglas o herramientas (camas, ventiladores, cubre bocas, uniformes, hospitales, medicinas, cuarentenas, remedios y demás equipo requerido) para poder ganar su particular batalla local.

La mortandad o morbilidad mundial que a los 6 meses de haberse iniciado las primeras escaramuzas de ésta Cuarta Guerra Mundial, ya ronda en los desafortunados 340 000 combatientes (personas) fallecidas, más las que tristemente pronto se acumularan a dicha mortal estadística, y que además ya hay cerca de 5 250 000 de heridos (contagiados) por el pequeño y asesino virus hasta el 23 de mayo del año 2020, en todo el mundo, según el: – COVID-19 Dashboard by the Center for Systems Science and Engineering (CSSE) at Johns Hopkins University (JHU), y en su página con información estadística mundial permanente, la que es posible consultar aquí: https://gisanddata.maps.arcgis.com/apps/opsdashboard/index.html#/bda7594740fd40299423467b48e9ecf6
Lo que desafortunadamente no ha ocurrido, “ES QUE*” nos hayamos unido todos los seres humanos y que en conjunto, ya que tenemos la tecnología para hacerlo, hayamos definido un plan estratégico global adecuado y eficiente para poder vencer al diminuto, pero mortal enemigo.
La organización mundial que lo hubiera podido logar, en mi muy humilde forma de pensar la “NO-OM” (NO ORGANIZACIÓN MUNDIAL), por mí también así renombrada, no ha dado las mínimas muestras de presencia, autoridad y liderazgo al respecto de esta guerra sin cuartel que actualmente libra la humanidad contra el microscópico y asesino “CORONAVIRUS o COVID-19”.
Al final les cuento que creo les pudo haber pasado a estos pacíficos habitantes de todos tamaños y colores que también pululaban por toda la tierra hace millones de años…

En algunos países, los principalmente dirigidos actualmente por mujeres, las cifras de heridos y caídos en la lucha armada feroz son cuantitativa y porcentualmente menores, que en la mayoría de los que son dirigidos por varones. Lo anterior ha demostrado la superioridad comunicativa, administrativa y operativa ante la crisis mundial que se vive, que tienen las mujeres en este tipo de situaciones problemáticas.
Los casos a los que me refiero donde las mujeres han demostrado y logrado mejores resultados ante el avance imparable del pequeñísimo enemigo son: -“Países dirigidos por mandatarias como Nueva Zelanda, Islandia, Alemania, y Dinamarca, entre otros, han sido reconocidos por iniciativas que han resultado efectivas en el manejo de la crisis del COVID-19, algo que es significativo cuando se tiene en cuenta que menos del 10% de todas las naciones del mundo están lideradas por mujeres**”.
Mientras que algunos “dirigentes” en otros lados del mundo, además de ocultar o manipular las cifras reales de sus heridos (contagiados) durante la sangrienta guerra y de sus soldados fallecidos en las cruentas batallas libradas por todos (empresarios, familiares, contagiados y personal de la salud en general), los pseudo-líderes, caballeros ellos, siguen ninguneando al mortal enemigo o sugiriendo a su pueblo sabio, rezar para librarse de la guerra, usar amuletos protectores en la cartera, a abrazarse y a seguir visitando restaurantes y bares, y teniendo reuniones amistosas con “CHELAS” bien frías (Helodias) . Sin olvidar darse calurosos, apretados, estrujados y amistosos “ABRAZOS Y UNO QUE OTRO CARIÑOSO BESO”.
¿Qué hacer entonces?
Pues como en el tenis: Primero, les pasé la pelotita a su lado de la cancha para que tomen las decisiones requeridas al respecto, iniciando por tomarse una sobredosis de vacuna “ANTI-ESQUEZOFRENIA*”. Si no saben o pueden hacerlo, regrésenme la pelota, que con mí equipo de Consultores Asociados, les informo, ya iniciamos el trabajo requerido.
Y recuerden ese otro adagio que dice: -“Mucho ayuda el que no estorba…” Y, hasta ahora hemos ayudado bastante, ya que no hemos estorbado, pero, es momento de: “Pensar, Planear, Decidir y Actuar*”, ante la retadora situación futura del país que se nos presenta, al igual que a sus importantes PYMES, nuestra razón de ser.

POS DATA:
Seguramente algo parecido le habrá sucedido hace mucho tiempo a los dinosaurios y no esa increíble historia de que un gran meteorito al caer repentinamente en la tierra, por los rumbos de Yucatán y sus exquisitos panuchos con cerveza obscura, rodeados de traviesos aluxes mayas***, fue lo que aniquiló de la faz del planeta hace más de 70 000 000 de años a todos los dinosaurios que por allí “pacíficamente” moraban, pero, esa es otra historia de terror aún mayor, sobre todo para esas grandes bestias prehistóricas desaparecidas irremediablemente, y ese relato, se los contaré pronto… ¡Espero…!

NOTAS FINALES:
*Usado y autorizado como cortesía de mí libro: “ESQUEZOFRENIA, UN MANUAL PARA UNA NUEVA VIDA”. 7ª. EDICIÓN. JOEGA EDITORIAL. 2008. (Por si lo quieren estudiar para curarse también de esta otra pandemia descubierta y bautizada por mí ya hace algunas lunas llenas). También ver la página: https://diariojudio.com/opinion/dos-libros-para-la-epoca-de-coronavirus/332290/
**Ver información completa en la página: https://news.un.org/es/story/2020/05/1474002
*** Ver: https://www.youtube.com/watch?v=pyt1-HZNfe0
**** Definición de Megalómano: https://definicion.de/megalomano/ (La megalomanía, en este marco, es una condición dada por el delirio de poder. El megalómano tiene una autoestima excesiva y se siente omnipotente). Cualquier similitud con algunos fulanos que andan por allí, disculpen, es pura mala coincidencia.
Fotografías, cortesía de PIXABAY, SHUTTERSTOCK y el Dr. Jacobo Neuman Praes.
¡Gracias!


Jacobo Neuman
Jacobo Neuman

Dr. Jacobo Neuman Praes. Doctor en Administración de Negocios por la University of Texas-ITESM. Maestro en administración en ITESM, Maestro en Ingeniería Industrial y Análisis de Operaciones en la University of Wisconsin Milwaukee, además está certificado como experto en Control Estadístico del Proceso e Ingeniería de Calidad por parte del ITESM. Es Ingeniero Mecánico Electricista por la UIA, Consultor PYME acreditado por CANACINTRA y por la Aceleradora de Negocios del ITESM como “Project Leader” donde ha liderado a la fecha 4 diferentes proyectos de aceleramiento. Actualmente dirige sus propias empresas Joega Industrial y Consultoría e Ingeniería SC, además de ser el director y editor de Pulso Pyme. En Consultoría e Ingeniería te podemos ayudar a mejorar la "CALIDAD-PRODUCTIVIDAD-SUSTENTABILIDAD" de todos los procesos que efectúa tu organización, para que con esto puedas satisfacer de mejor forma las necesidades de tus consumidores y/o usuarios, logres mayor rentabilidad y la mejora continua que tanto te hace falta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.