Recientemente me entrevistaron al respecto de mis escritos sobre la “Esquezofrenia Galopante” y también en relación a mí libro: -“Esquezofrenia. Un Manual sobre una Nueva Vida”, 7ª. Edición. Joega Editorial, 2008.

Estas fueron las preguntas que me hicieron y las contestaciones que di a cada una de ellas. Espero les aclare el panorama a los lectores interesados y también pueda yo contribuir nuevamente a que en forma acelerada se curen de la “ESQUEZOFRENIA GALOPANTE” que desafortunadamente los aqueja:

¿Por qué en varios países, incluyendo México, algunas empresas o personas no progresan?

Porque nunca lo han querido, porque nunca lo han intentado realmente. Progresar no es un asunto de poder, sino de querer. Si los países y sus habitantes así lo quisieran, podrían crecer y desarrollarse; pero como no lo quieren, no lo intentan y no se desarrollan.

México –así como muchos otros países– no ha progresado ya que realmente nunca se lo han propuesto. Es más, ni siquiera en el mismo y reciente Plan Nacional de Desarrollo se indica en forma numérica (exacta), cuáles son los indicadores cuantitativos que nos podrían dar luz sobre el seguro avance hacia tan importante objetivo.

Dicho “plan”, no define qué es desarrollo, qué es avance o cómo lograr el crecimiento en términos reales, para que todos –tanto individual como colectivamente – pudiéramos definir estrategias y acciones encaminadas a lograrlo.

Todo por causa de la “Esquezofrenia Galopante” de la que estamos enfermos.

De la misma forma, cuando es necesario ponernos de acuerdo para lograr mejores resultados, prevenir o resolver problemas, tampoco lo hacemos adecuadamente. Somos por lo general individualistas; no sabemos trabajar en equipo. Para muestra basta un botón: ningún equipo mexicano participó en las olimpiadas de China. ¿Qué les parece?

Según algunos afamados economistas de Yale, Stanford o de acuerdo con la opinión de diferentes líderes importantes (los cuales fueron documentados con cientos de ejemplos americanos en Harvard), las razones de esta triste realidad son variadas… Pero según mi humilde opinión, todo lo anterior se debe fundamentalmente a la “Esquezofrenia Galopante” que nos aqueja a todos los escasamente educados mexicanos. De no hacer con urgencia algo al respecto, seguiremos gravemente enfermos y cada día más pobres y “burros”. Yo, me incluyo.

El tiempo pasa y, mientras tanto, otras naciones con sus ciudadanos progresan y avanzan paso a paso, y nosotros cada vez estamos peor. El número de mexicanos que vive en la extrema pobreza, aún cuando nuestro gobierno argumenta otra cosa, sigue creciendo diariamente. Nuestro nivel de competitividad, comparado con nuestros acérrimos competidores en el concierto de las naciones, decrece irremediablemente; mientras que sí aumenta la inseguridad y la corrupción.

El país y algunos de sus vecinos del sur, aunque muchos no lo vean así, viven una triste y terrible realidad; no una continua crisis. Y nosotros seguimos siendo pobres y “burros” (Yo me incluyo, no se ofenda. Y si sí lo hizo o le dolió, sóbese. Pero, por favor, siga leyendo). En la Era del Conocimiento o en el de la “aldea global”, ser burros implica vivir en la prehistoria y desafortunadamente en la pobreza.

Inquietudes y preguntas básicas:

¿Entonces qué tienen que hacer países como México para poder avanzar, para realmente progresar o lograr desarrollarse?

Mi continua contribución para lograr el progreso tan necesario y tan lejano en nuestros rumbos, se las presento a continuación. Espero les merezca un rato de lectura, análisis y profunda reflexión.

Pero, antes de continuar, sería entonces adecuado que definamos qué es progreso o cómo se identifica la “Esquezofrenia Galopante”, ¿no creen? Bueno, pues manos a la obra.

Para lograr entonces progresar, desarrollarnos y reducir nuestra pobreza, será necesario tomar en cuenta la muy antigua definición que nos presentó Russell Ackoff en su interesante y ya clásico libro, “Rediseñando el Futuro”:

“Un país es desarrollado y habrá progresado cuando está educado y capacitado y que esta educación le permita ser autosuficiente”

Si además consideramos, en nuestras profundas reflexiones y análisis, los comentarios dados por el gurú de la administración moderna, Peter Drucker, citado en el libro sobre Estrategia Organizacional por William Cohen…

“Peter Drucker ha advertido repetidamente que cualquier compañía que continúe haciendo lo que la hizo exitosa en el pasado, terminará por fallar en el futuro. Esto es porque el ambiente que incluye tecnologías, competencia, leyes, política, conducta del consumidor y economía– está en un estado de flujo constante. Tales cambios aseguran que permanecer amarrado a ciegas a lo que alguna vez fue una estrategia exitosa sólo lleva al fracaso, porque el éxito anterior se basa en un factor del entorno que ya no existe.”

¿Cómo sobrevivirán entonces las empresas si constantemente cambia su mercado, cambian las regulaciones, la normatividad; cambian las condiciones competitivas, y no cuentan con la capacidad o los conocimientos para hacerlo?

Pues primero curándonos a pasos acelerados la “Esquezofrenia Galopante” que nos aqueja. Y después, de reconocer que estamos enfermos de la misma, usar la vacuna Anti-Esquezofrenia con las dosis máximas y los más rápido que podamos para mejorarnos.

 

¿Pero qué es la “Esquezofrenia Galopante”?

La “Esquezofrenia Galopante” es, según mis humildes descubrimientos, un mal nacional que puede llegar a ser un severo mal mental. Y de su solución depende que nuestro país deje de ser llamado subdesarrollado.

Considero que su origen se encuentra en la educación deficiente y obsoleta  del país, que genera una pésima actitud ante las responsabilidades que vamos adquiriendo. Puedo describirla con una serie de frases célebres que continuamente empleamos como:

¡Mañana!, ¡ahí se va!, ¡ya bájale!, ¡déjalo así!, ¡no es tu bronca!, ¡Pa’ qué! Lo cual, tristemente equivale a cumplir siempre con la “Ley del Mínimo Esfuerzo”. Una de las pocas que sí se cumplen diariamente en el país.

¿Dónde se presenta la “Esquezofrenia Galopante”?

Podemos encontrarla en todos los niveles de muchas organizaciones y empresas. Mientras más alto en el “Esquezograma Organizacional” nos encontremos más educada la excusa, pero al fin una excusa.

¿Cómo se identifica la “Esquezofrenia Galopante”?

Surge cuando algo no sale como se esperaba, cuando el proveedor en lugar de entregarnos el producto, servicio, proyecto o satisfactor –que alguien se había comprometido a entregarnos– recibimos en su lugar una excusa o una justificación parecida a las que a continuación transcribo:

¡ESQUE no me alcanzó el tiempo!
¡ESQUE nadie me dijo!
¡ESQUE así siempre lo hemos hecho!
¡ESQUE no me pagan bien!
¡ESQUE no se puede!
¡ESQUE no sirve!
¡ESQUE mí abuelita tuvo triates!
¡ESQUE ZOFRENIA!

 ¿Cómo se previene o cura la “Esquezofrenia Galopante”?

Es posible curarla empleando dosis elevadas de la vacuna anti-Esquezofrenia, la cual presento a su consideración a continuación:

Receta, medicina, remedio o vacuna anti-Esquezofrenia

  1. Piense (Deporte raramente practicado por nuestros rumbos)
  2. Planee
  • ¿Dónde estoy?
  • ¿Dónde quiero estar?
  • Defina objetivos y metas retadoras
  • Evalúe recursos disponibles
  • Desarrolle planes de acción
  • Mida su progreso
  1. Tome Decisiones
  • Tenga iniciativa
  • Sea creativo, innove, mejore
  • Olvídese del miedo
  • Corra riesgos
  1. Actúe

Y al hacerlo recuerde: siempre con calidad. Esto último para satisfacer las necesidades de sus clientes.

En sus marcas, listos… ¡fuera! Fácil  ¿No?

Pero si todavía no se le ocurre cómo, creo que su problema se resuelve capacitándose, educándose o aprendiendo a hacer algo ¡Lo que sea! ¡Pero haga algo! ¡Qué parezca que está despierto o vivo!

Por lo pronto, revisa por favor mis páginas y veamos qué podemos hacer en conjunto y como te puedo apoyar:

www.pulsopyme.com

www.consultoriaeingenieria.org

[email protected]

55 5419 5914

MUCHOS SALUDOS Y GRACIAS, JACOBO.

Material Adicional y Gráfico: Proviene del libro “ESQUEZOFRENIA” y de las múltiples conferencias y cursos que he impartido sobre el tema.

NOTA FINAL: Si necesitas más información o conocimientos sobre Dinámica de Sistemas, Mercadotecnia Digital, Administración de la Producción, Administración de Operaciones, Cadena de Suministro, Asignación de Precios, Toma de Decisiones,  Planeación Estratégica, Control Estadístico del Proceso, Estadística, Matemáticas Básicas, Escritura, Redacción, Lectura y Ortografía de primaria, Calidad-Productividad-Sustentabilidad, Mejora Continua, Emprendimiento o Aceleración de Empresas, etc., ponte en contacto con nosotros en: www.pulsopyme.com y con gusto hacemos una sesión especial de trabajo para contestarlas. ¡También damos consejos espiritistas en caso de ser necesarios!

 

 


Jacobo Neuman
Jacobo Neuman

Dr. Jacobo Neuman Praes. Doctor en Administración de Negocios por la University of Texas-ITESM. Maestro en administración en ITESM, Maestro en Ingeniería Industrial y Análisis de Operaciones en la University of Wisconsin Milwaukee, además está certificado como experto en Control Estadístico del Proceso e Ingeniería de Calidad por parte del ITESM. Es Ingeniero Mecánico Electricista por la UIA, Consultor PYME acreditado por CANACINTRA y por la Aceleradora de Negocios del ITESM como “Project Leader” donde ha liderado a la fecha 4 diferentes proyectos de aceleramiento. Actualmente dirige sus propias empresas Joega Industrial y Consultoría e Ingeniería SC, además de ser el director y editor de Pulso Pyme. En Consultoría e Ingeniería te podemos ayudar a mejorar la "CALIDAD-PRODUCTIVIDAD-SUSTENTABILIDAD" de todos los procesos que efectúa tu organización, para que con esto puedas satisfacer de mejor forma las necesidades de tus consumidores y/o usuarios, logres mayor rentabilidad y la mejora continua que tanto te hace falta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.