¿Cuántas veces hemos escuchado a nuestro interlocutor empezar su narrativa con: “La verdad es que…”? Después de eso uno espera una confesión que confirme que nuestras sospechas eran ciertas o que fuimos ingenuos y nos dejamos engañar o, en el mejor de los casos, es simplemente un inicio de sinceridad que acabará rápidamente con un reclamo.

Vivimos en la era de la posverdad ¿y qué significa este novedoso término? Pues que nos enteramos que mucho de lo que escuchamos no es confiable, que ha sido dicho por alguien, que tiene un amplio público simpatizante, para generar un estado de ánimo, una emoción específica a favor o en contra de alguien o de algo y que, quien lo difunde, se ha salido con la suya.

Así escuchamos: “El muro evitará la inmigración ilegal, actos de terrorismo y el tráfico de personas y drogas”. “El pueblo de México es sabio y ya decidió ¡No al nuevo aeropuerto!”. “El Reino Unido ahorraría 350 millones de libras a la semana de abandonar la Unión Europea”.

Son afirmaciones sin un sustento objetivo pero generan emociones en quienes las escuchan y llaman la atención hacia quienes las hacen. Estos no tienen un especial interés en probar que son verdades incuestionables, que cuentan con evidencias objetivas y que, usando adecuadamente la lógica, no hay forma de refutarlas.

No, es lo último que les interesa, sin embargo les ayudarán a conseguir su verdadero propósito, inconfeso, que puede ser: Habrá un muro, verán que cumplo mi palabra y votarán por mí. No existirá un aeropuerto que glorifique al anterior gobierno, menos aún si lo usé para desprestigiarlo y hacerle perder popularidad. La Gran Bretaña no será parte de la Unión Europea para beneficiarla a nuestra costa.

Pero qué hace que este fenómeno se dé, reditúe tanto a quienes son maestros en hacerlas, difundirlas y sacarles provecho. Por qué, a largo plazo, son tan peligrosas y vale la pena reflexionar sobre esto.

El concepto de MEMES fue introducido por Richard Dawkins en 1976 refiriéndose a unidades de transmisión cultural o de imitación. La raíz griega es MIMEMA que significa algo que se imita. La importancia de este concepto es que estas unidades pueden verse como virus que son susceptibles de contagiar a una población. De esa manera se instalan en comunidades humanas, o no, como las enfermedades virales en los cuerpos de las personas, una vez instaladas se reproducen y extienden el contagio.

Al igual que los virus, es más fácil que invadan algunos cuerpos que otros, es decir, si una persona se encuentra insatisfecha y decepcionada del statu quo, si no considera que la situación actual le favorezca y le ayude a desarrollar sus ambiciones, es presa fácil de contagio. Una vez contagiada intentará contagiar a cuanta persona se le atraviese.

Los grandes difusores de memes logran identificar a ese sector de la población descontento y generan mensajes que serán gratamente recibidos, imitados y difundidos por ellos. Indudablemente es más fácil encontrarlos si ese sector es amplio. Socialmente

eso significa que hay muchas tareas pendientes por quienes han liderado la administración pública y los sectores educativo y empresarial. Las oportunidades se han cerrado y no hay entusiasmo para encontrarlas por moto propio. Culpar a los líderes activos de mis carencias es un deporte muy comúnmente practicado, así que muchos memes justamente aprovechan la afición a ese deporte.

Lo interesante de esta visión es que la modelación de la difusión de enfermedades virales está muy estudiada, así entonces, es posible aprovechar esa modelación para modelar cómo se modifican las creencias culturales de una comunidad. El gran riesgo es que las alternativas propuestas para mejorar las condiciones sociales, con mucha frecuencia, no son mejores que las que había, la popularidad no provenía  porque fueran mejores ideas, por ejemplo, el muro no evitará el narcotráfico ni la entrada de inmigrantes ilegales. No fue sabia ni rentable la decisión de no terminar el aeropuerto, tampoco fue del pueblo de México.

NOTA: Si necesitas más información o conocimientos sobre dinámica de sistemas, modelación, administración del recurso humano, administración de la producción, cadena de suministro, asignación de precios, estadística, correlaciones matemáticas, cálculo diferencial e integral, álgebra básica, trigonometría, sumas de enteros o ventas y mercadotecnia ponte en contacto con nosotros en: www.pulsopyme.com y con gusto hacemos una sesión especial de trabajo para contestarlas.

REFERENCIAS:

Richard Dawkins. El Gen Egoista 1976

Yuval Noah Harari. Sapiens. De Animales a Dioses 2016

Jacobo Neuman Praes. Esquezofrenia, Manual para una Nueva Vida. 2008



Javier Pulido Cejudo
Javier Pulido Cejudo

Doctor en Matemáticas (PhD) por la Universidad de Princeton (1981). Maestro en Artes en Matemáticas también por la Universidad Princeton (1976). Licenciado en Matemáticas UNAM (1974). He sido Director de la División de Ingeniería del Campus Santa Fe del 2001 al 2009 del ITESM. Investigador y profesor en el ITESM y en la UNAM, he participado en diversos proyectos de consultoría usando Sistemas Dinámicos, Investigación de Operaciones, Dinámica de Sistemas y Estadística para resolver problemas prácticos en diferentes empresas. Participé en el equipo que produjo el documento de Proaire 2011 modelando el tráfico de la Zona Metropolitana del Valle de México. Utilizo la modelación para crear escenarios que muestren la viabilidad de proyectos, sus riesgos y qué medidas permiten lograr las metas deseadas. Actualmente es profesor de tiempo parcial e investigador por convenio en la Anáhuac campus norte.

    1 Response to "La verdad es que…“agárrate”"

    • Avatar Carlos Alberto Mejias Rodriguez

      Excelente articulo recomendable a directivos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.