Nuevo modelo práctico para probar en el campo un Nuevo Negocio

1
682

El presente Modelo Práctico para probar en el campo un Nuevo Negocio, permitirá a un nuevo o potencial emprendedor probar de forma acelerada en el mercado su idea, de tal forma que se pueda comprobar su factibilidad. Y, si quieren, los puedo ayudar a usarlo para probar sus nuevos productos o servicios. ¡Avísenme!

Lo anterior le permitirá fundamentar y validar businessmodelprácticamente todos los apartados de su plan de negocio para con esto asegurar e incrementar las posibilidades de éxito de su empresa.

El modelo ha sido probado algunas veces y los emprendedores que lo emplearon lograron resultados adecuados para la baja inversión que requirió probar en el mercado su idea de negocio.

El principal objetivo que busca cumplir el “MODELO PRÁCTICO PARA PROBAR EN EL CAMPO UN NUEVO NEGOCIO” es el de apoyar a las personas interesadas en desarrollar y operar satisfactoriamente su nueva actividad empresarial en forma acelerada. El modelo aquí descrito es fácilmente aplicable para efectuar la prueba del concepto del negocio que busca el emprendedor potencial evaluar en el campo y con este ejercicio perfectamente guiado, terminar de definir todas las características básicas necesarias de su futura empresa y darle al empresario una visión adecuada sobre las posibilidades de éxito de la empresa y su productos y servicios en la realidad.

 

Antecedentes

La idea de documentar, desarrollar con más detalle y probar el “MODELO PRÁCTICO PARA PROBAR EN EL CAMPO UN NUEVO NEGOCIO” surge después de muchos años de capacitar e intentar buscar ayudar a emprendedores en el desarrollo exitoso de sus empresas, sean estas de futura o reciente creación. Este objetivo es importante de lograr, tomando en cuenta que la mortalidad precoz de las empresas de reciente creación es sumamente alta. Además que tal triste suceso genera pérdidas económicas y de tiempo para los futuros emprendedores.

Al estar leyendo hace un par de años el libro, “Un camino de esperanza”, escrito por Benjamín Gravinsky, encontré narrada en el mismo uno de los testimoniales más interesantes y educativos sobre el posible desarrollo de nuevas empresas. El capitulo que trata sobre el testimonial en cuestión se intitula: “Vale la pena vivir” y narra en él las múltiples peripecias que tuvo que llevar a cabo el instructor del curso sobre “Ventas” que se ofrece en la organización de apoyo social: “Fundación Pro-Empleo Productivo A. C.”, para lograr que aun a su avanzada edad, “Doña Juana Trinidad López García”, quisiera desarrollar un nuevo negocio. El cual, le permitiera obtener la anhelada independencia económica de sus dos hijos. En el mencionado capitulo se comenta detalladamente que Doña Juana, no tenía la mínima intención, ganas, deseos o los conocimientos necesarios para poder desarrollar un negocio propio y menos para poder preparar detalladamente su plan de negocios. Su educación era apenas la básica y había decidido tomar los cursos ofrecidos en la Fundación, como una mejor alternativa, posiblemente la última que le quedaba en su avanzada vida, a la de seguir pasando los días sola en casa, viendo la televisión, o esperando a que vinieran los hijos con el tan urgido dinero que le daban para cubrir sus humildes gastos o que le trajeran un rato a los nietos de visita.

En el libro, Grabinsky menciona que el instructor convenció a Doña Juana de preparar su salsa picante favorita y que la envasara en pequeños vasitos de plástico, cubiertos con celofán y sellados con una liga, y que los fuera a vender a las tortillerías de su colonia por $10.00 pesos cada uno. Ante los argumentos de falta de capital, dinerito o efectivo, para llevar a cabo dicha difícil y complicada tarea, principalmente por cuestiones de falta de fondos, el instructor le prestó personalmente a Doña Juana cien pesos de su bolsa para con ellos ella pudiera por fin dar inicio a su aventura emprendedora y para que ella no siguiera presentando todo tipo de excusas para no avocarse a la tarea de iniciar su empresa.

Después de sólo un fin de semana de arduos preparativos de salsa y de ofrecerla a los diferentes clientes que esperaban en fila para comprar tortillas en las tortillerías del rumbo, la vida de Doña Juana cambio por completo: “Había fundado su propio negocio de manufactura y distribución de salsas caseras muy picantes”. “Había probado su concepto de negocio en el campo”. “Se había vuelto empresaria” “¡Su vida había cambiado para bien!” No necesitaba más sufrir la falta de ingresos propios o el de tener que esperar desesperada a que le llevaran dinero para sus gastos los hijos.

Y todo esto, gracias a un “experimento”, a una prueba de campo para el arranque diferente de una empresa y la prueba real en el mercado de su nuevo modelo de negocio.

 

Modelo práctico para probar en el campo un nuevo negocio

Una vez que recapacité sobre el caso de “Doña Juana” presentado por Grabinsky en su libro, decidí aplicar un proceso similar pero un poco más estructurado con mis múltiples alumnos. El objetivo era poder probar si la experiencia con “Doña Juana” podría ser replicada y empleada con personas un poco más educadas e interesadas en también desarrollar sus empresas y de esa forma probar su concepto de negocio en el campo.

Para esto, es importante comentar que a estas alturas del partido, ya presenté en varias ocasiones a diferentes grupos de alumnos de mis cursos como los de: El Fenómeno Emprendedor en niveles de Preparatoria, Desarrollo de Nuevas Oportunidades de Negocios (Nivel Maestría de Administración), Proyecto de Campo (Nivel Maestría de Administración), y Planeación y Control Administrativo (Nivel licenciatura), el caso de “Doña Juana”, y les asigné la importante tarea de desarrollar y probar en el campo su propio concepto de negocio con el mínimo capital que fuera necesario para iniciar operaciones. El capital que hemos estado usando para tales experimentos guiados ha sido de $150.00 pesos por cada uno de los participantes de los grupos de trabajo asignados para el desarrollo de las nuevas microempresas. Los grupos de participantes han sido de máximo 4 o 5 personas.

Los participantes en los grupos de trabajo tienen el objetivo fundamental de desarrollar la empresa desde su inicio, diseñar el producto y fabricarlo cumpliendo todas las normas y reglamentos establecidos y de intentar comercializarlo después de algunos sencillos estudios de mercadotecnia y satisfacción de necesidades del mercado y de los clientes. Deben fabricar el producto y definir sus procesos de fabricación y de control de calidad. Además, necesitan de generar la estructura organizacional mínima para iniciar las operaciones de la empresa e investigar todos los trámites necesarios para darla de alta oficialmente en un cercano futuro.

Por otro lado, los participantes deben de operar como el consejo de administración de la nueva empresa. Deben de considerar que si la empresa se muestra productiva podrán contar con mi inversión personal en la misma, si logran convencerme de su factibilidad económica a largo plazo. Tienen también que generar lo antes posible su estrategia corporativa, las declaraciones documentadas de Visión, Misión y Política de Calidad de la misma. También, deberán de definir los objetivos de la calidad que le den vida a la política recién mencionada y plantear los procedimientos necesarios que se llevarán a cabo en la empresa pensando en su futura certificación bajo los criterios que define la Norma ISO-9000. Todo lo anterior los obliga a pensar en una posible formalización de la operación de la empresa aunque esto sólo suceda en el largo plazo. Ah, y también a estudiar y entender muchas cosas y a trabajar en equipo.

Es necesario que los participantes diseñen su plan de comercialización, definan como y donde van a vender sus productos, si tendrán una página de Internet en la que se den a conocer al mercado en general, si harán publicidad y de qué tipo y evalúen si tendrán o no instalaciones donde fabricarán, almacenarán o generarán el servicio que vayan a ofrecer a sus importantes consumidores y usuarios. En ocasiones les he solicitado a los participantes estudien las posibilidades de franquiciar su empresa y que evalúen y definan los procedimientos para llevar a cabo tal posible objetivo organizacional.

Una vez definido el producto hay que salir al campo e intentar venderlo y posteriormente cobrarlo. Para esto requieren llevar a cabo algunas encuestas previas sobre el precio que los consumidores estarían dispuestos a pagar por el producto y también obtener comentarios previos de la satisfacción que les daría el uso o consumo de los productos o servicios recientemente diseñados y fabricados. Para poder hacer todo lo anterior requieren de fabricar el producto y costearlo. Lo anterior les permite ver si el mercado puede ofrecerles un margen de utilidad tal que pueda solventar los gastos de fabricación y comercialización de los mismos productos o servicios.

Una vez que los productos o servicios están en el mercado es necesario empezar a llevar controles administrativos que les permitan verificar los volúmenes desplazados, los costos incurridos y el monto de las ventas. Con esta información pueden preparar los primeros reportes contables de la operación del negocio, incluyendo su caja o tesorería y estar en condiciones de llevar a cabo un estudio de flujo de efectivo y así proyectar las ventas para los primeros tres meses de trabajo de la pequeña organización.

En términos llanos, se está invitando a los involucrados a participar directamente en cuerpo y alma en el proceso completo de la creación, desarrollo, administración y operación en forma eficiente y productiva de su nueva microempresa desde el mismo momento de su fundación.

 

Resultados preliminares

Es importante mencionar que durante el tiempo que hemos estado probando el “MODELO PRÁCTICO PARA PROBAR EN EL CAMPO UN NUEVO NEGOCIO”, hemos obtenido resultados muy alentadores para los periodos de trabajo de los alumnos-empresarios involucrados en la aplicación del modelo.

A la fecha hemos desarrollado aplicaciones del modelo que van desde el mes hasta los seis meses de operación de las nuevas microempresas generadas. El tipo de empresa, los planes de negocio y los productos o servicios que se han desarrollado y probado satisfactoriamente en el campo incluyen entre otros:

PRODUCTO/SERVICIO FABRICADO/GENERADO

  1. Fabricación y Venta de Paquetes de Muffin-Leche de chocolate para desayunar/cenar en forma rápida.
  2. Fabricación y Venta de Brownies de Chocolate especial.
  3. Fabricación y Venta de Paletas de Chocolate cubiertas de dulce y con formas divertidas para toda ocasión.
  4. Fabricación y Venta de Ensaladas rápidas y sanas elaboradas al instante.
  5. Fabricación y Venta de Esquites preparados al momento de acuerdo a las preferencias de los comensales.
  6. Fabricación y Venta de Enjambres de Cereal con Chocolate para postre.
  7. Fabricación y Venta de Joyería de Moda.
  8. Fabricación y Venta de Soportes para Bolsos de Dama.
  9. Servicio de Lavado de Automóviles a Domicilio.
  10. Fabricación y Venta de Pulseras y Collares para Dama.
  11. Evaluación de la conveniencia de franquiciar o desarrollar un restaurante del tipo de “SUBWAY”.
  12. Evaluación de la conveniencia de desarrollar una nueva división dedicada a la construcción de casas de interés social en una empresa constructora.

 

Conclusiones

Con el uso de este modelo práctico hemos encontrado que los diferentes factores requeridos para desarrollar adecuadamente un “Plan de Negocios” formal, después de la prueba de campo del nuevo concepto y modelo de negocios que busca crear el emprendedor, se puedan más fácilmente documentar. Hemos capacitado a varios grupos de emprendedores potenciales, inclusive a alumnos de diferentes niveles de estudio, en el uso y aplicación del modelo. Las primeras experiencias con el mismo nos hacer ser optimistas al respecto de su uso en mayor número de casos. Pronto tendremos disponibles resultados y evidencias más abundantes sobre el uso satisfactorio del modelo en el campo.

Por lo pronto, durante las etapas de prueba del modelo, las empresas generadas con el mismo, han resultado ganadoras durante el proceso de prueba del concepto de negocios de las mismas y hemos encontrado que el aprendizaje del “Espíritu Emprendedor” ha dejado a los participantes con experiencias satisfactorias al respecto de la generación y operación de una nueva empresa. Además, el trabajo de presentar el plan de negocios posteriormente a la aplicación del modelo en el campo, ha sido un trabajo más fácil y completo.

Por último, la forma en la que se plantea el desarrollo de la prueba del modelo de negocios y la aplicación del modelo en el campo, permite al futuro emprendedor llevar a cabo tal prueba en forma acelerada y a bajo costo. Esto le ayuda a minimizar el riesgo de la apertura formal y definitiva de la empresa ya que se domina en mayor medida todos y cada uno de los aspectos necesarios para operarla satisfactoriamente desde su inicio.

 

“Esquezofrenia. Un manual para una Nueva Vida”. Septima Edición. Joega Editorial. (2008).

 

 

COMPARTIR
Artículo anteriorBelmond Maroma Resort & SPA
Artículo siguienteEl ESQUEZÓDROMO Capitalino
Jacobo Neuman
Dr. Jacobo Neuman Praes. Doctor en Administración de Negocios por la University of Texas-ITESM. Maestro en administración en ITESM, Maestro en Ingeniería Industrial y Análisis de Operaciones en la University of Wisconsin Milwaukee, además está certificado como experto en Control Estadístico del Proceso e Ingeniería de Calidad por parte del ITESM. Es Ingeniero Mecánico Electricista por la UIA, Consultor PYME acreditado por CANACINTRA y por la Aceleradora de Negocios del ITESM como “Project Leader” donde ha liderado a la fecha 4 diferentes proyectos de aceleramiento. Actualmente dirige sus propias empresas Joega Industrial y Consultoría e Ingeniería SC, además de ser el director y editor de Pulso Pyme. En Consultoría e Ingeniería te podemos ayudar a mejorar la "CALIDAD-PRODUCTIVIDAD-SUSTENTABILIDAD" de todos los procesos que efectúa tu organización, para que con esto puedas satisfacer de mejor forma las necesidades de tus consumidores y/o usuarios, logres mayor rentabilidad y la mejora continua que tanto te hace falta.

1 COMENTARIO

  1. El modelo es útil. Pero obliga a pensar en productos “baratos”, cuyos prototipos se puedan costear. Induce a obviar ideas mas interesantes, mas importantes desde el punto de vista económico, debido a la limitación de la “prueba de mercado”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here