Caso de éxito

“Nomo”: la apuesta por la gestoría digital en la nueva normalidad

La pandemia nos ha cambiado a todos, a las personas, a las empresas y a las formas de hacer y de gestionar nuestros negocios. Todos hemos dado un salto a la digitalización y nos hemos adaptado a las video-llamadas, al teletrabajo, a las compras online, al consumo digital de contenidos entre infinidad de otras actividades y tareas que han sufrido una transformación digital.
La ‘nueva normalidad’ ya se caracteriza por esta apuesta por encontrar soluciones digitales que permitan reducir desplazamientos, promover el teletrabajo y optimizar recursos y procesos para ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero.

Los autónomos y pymes no son una excepción, por lo que se han visto obligados a digitalizar de forma acelerada procesos, trámites y operaciones que siempre habían realizado de forma tradicional.

La figura del gestor o de la gestoría, clave en el día a día de los autónomos y pymes, acostumbra a ser una persona cercana a su entorno, recomendada por un familiar o amigo, o próxima a su negocio. En el contexto actual de transformación digital de la mayoría de las gestiones habituales, ¿por qué no hacer lo mismo con el servicio de gestoría?

Es el momento de ponerse en manos de una gestoría online. Ésta ofrece los mismos servicios que una gestoría tradicional, pero de forma digital, lo que supone importantes ventajas para el cliente. Una gestoría digital es un servicio formado por un equipo de profesionales dedicados a gestionar de forma online -vía app o web- la administración y actividad de un negocio.

Además, en empresas como Nomo, ofrecemos este servicio de gestoría con otras funcionalidades como la gestión de tickets y facturas, contabilidad, preparación y presentación de impuestos, gestión de certificados, trámites laborales, gestión de subvenciones, entre otras. Desde Nomo te ayudamos en todo este proceso, te asesoramos en la tramitación de subvenciones o concursos que requieran una documentación determinada, te gestionamos las nóminas, altas y bajas, contrataciones o cualquier gestión vinculada con los trabajadores. Todas estas gestiones las realizamos de forma online.

 

 

Los cambios asustan, lo sabemos. Los miedos más habituales de los usuarios antes de cambiarse a una gestoría online son entendibles porque no estamos acostumbrados a la rapidez, compartir la documentación al momento y online o a no conocer físicamente al gestor. Pero todo esto ha cambiado. Detrás de una gestoría digital hay un equipo de profesionales cualificados que ofrece un trato tan personalizado como las gestorías de toda la vida. A cada cliente se le adjudica un gestor concreto, y cuenta con asesoramiento ilimitado. La única diferencia y ventaja es que esta interacción se realiza de forma telemática, por teléfono o mail, sin necesidad de desplazarse y/o reunirse físicamente, lo que supone un evidente ahorro de tiempo y dinero.

En definitiva, una gestoría digital ofrece los mismos servicios que una gestoría tradicional, solamente cambia el canal: se hace todo digitalmente y a distancia para maximizar la eficiencia y rapidez.

Similar Posts