Quisiera comentarles que existen dos vertientes relacionadas con las cuentas y el manejo del efectivo de la empresa: La primera está relacionada a los pagos que debemos de hacer para mantenerla operando y la segunda con los pagos que nos deben de hacer nuestros clientes, consumidores o usuarios. Este tipo de movimientos financieros impactan el flujo de caja o efectivo, el balance general de la empresa, sus ingresos reales y finalmente las utilidades de la organización.

De ambas trataremos a continuación.

A) CUENTAS POR PAGAR.

A lo largo de mi humilde experiencia empresarial, durante los últimos 35 años, he tenido todo tipo de colaboradores. Algunos cobraban semanalmente su raya, otros quincenalmente y algunos más lo hacían mensualmente o cuando hubiéramos quedado en pagarles.

Es importante mencionar que ese tipo de pagos han contado de mí parte con una política tal que aun cuando yo me quedará sin un peso en la bolsa para mis gastos personales o los de la casa, ninguno de esos colaboradores se iba sin haber recibido completo su merecido sueldo durante todo ese tiempo.

Respecto a mis proveedores, la misma política aplicaba y algunos de ellos hasta les pagaba o de contado o máximo a los 8 días de presentada su correspondiente factura o recibo de honorarios, para que de esta forma pudiera gozar de los mayores descuentos posibles por el pronto pago y obviamente una mejor atención y servicio.

En algunas ocasiones hasta les prestaba dinero o daba anticipos por trabajos futuros sin cobro de intereses, cuando así me lo solicitaban algunos proveedores y maquiladores.

Algunos ejemplos de los colaboradores que han trabajado conmigo en varias de mis empresas anteriores y actuales son: Consultores Junior y Senior, Choferes, Carpinteros, Torneros,  Barnizadores, Tapiceros, Costureras, Diseñadoras de Modas, Cortadoras, Empleados de Ventas, Personal de Mostrador, Cajeros, Supervisores de Área, Cocineros, baristas, Meseros, etc.

Además. He trabajado con diferentes proveedores y sus empresas, incluyendo Maestros de Obra, Maquiladores, Proveedores de cientos de Materias Primas y todos, siempre recibieron sus compensaciones sin la mínima dilación o incompletas. ¡No era justo! Y además la política no lo permitía.

Y, ni hablar de mis pagos a préstamos o tarjetas de crédito, que siempre han sido cubiertas a tiempo y en los montos requeridos. Lo cual, me tiene con un excelente nivel en el Bureau de Crédito.

B) CUENTAS POR COBRAR.

Respecto a mis clientes, he tenido de todo tipo también. Individuos o empresas tanto pequeñas, como medianas o grandes me han solicitado que las atienda o les entregue los diferentes productos que he fabricado a lo largo de todo el tiempo mencionado anteriormente.

Algunos importantes clientes me entregaban anticipos para poder fabricarles y siempre entregarles a tiempo los pedidos que me solicitaban, sin ningún retraso nunca y con la calidad y especificaciones pactadas.

La mayoría de dichos clientes, salvo algunas tristes excepciones, por lo general me pagaban de acuerdo a las fechas comprometidas.

Las excepciones mencionadas, me generaban casi siempre malestar y retrasos en mis procesos de Consultoría o Producción, pero nunca deje a mis colaboradores sin recibir sus “sacrosantos” sueldos: -“La política de cuentas de pagar y cobrar…”

Les confieso aquí, que a la mayoría de los clientes que no cumplían cabal y puntualmente con sus ofertas de pago y me hacían dar una y otra vuelta para poder recibir mis merecidos pagos, les deje de vender u ofrecer mis servicios profesionales. Sobre todo a aquellas empresas o clientes que aun habiendo ya vendido los productos que les dejaba en consignación, se tardaban hasta 120 o 150 días en liquidarme mis facturas o recibos de honorarios.

Les recuerdo que no recibir el pago a tiempo te genera pérdida de ingresos vía costos de intereses, devaluaciones, inflación y muchas vueltas (viáticos y esperas) para poder finalmente recibir tu dinero. Esto, finalmente te pondrá en circunstancias de tener que mendigar por tus bien ganados emolumentos

Ejemplos de estos productos podrían haber sido: Canastillas para Recoger Pelotas de Tenis, Libros, Cunas o Cambia-Bebes, Exhibidores, Material Punto de Venta, Cursos, Consultoría y otros muchos más.

CONCLUSIÓNES.

Mis estimados lectores, les recomiendo establezcan alguna política adecuada para manejar en su empresa o personalmente, sus ingresos y egresos. Esto, les permitirá tener mejores productos y servicios siempre. Sin olvidarnos de mejores precios.

EPILOGO.

¿Y tú, qué vas a hacer al respecto?

NOTA FINAL: El presente artículo es parte de mí nuevo libro intitulado: – “Mis Pésimos Ex-Jefes, Maestros y Clientes”.

Fotos: Cortesía de Expansión y Todo-Mail



Jacobo Neuman
Jacobo Neuman

Dr. Jacobo Neuman Praes. Doctor en Administración de Negocios por la University of Texas-ITESM. Maestro en administración en ITESM, Maestro en Ingeniería Industrial y Análisis de Operaciones en la University of Wisconsin Milwaukee, además está certificado como experto en Control Estadístico del Proceso e Ingeniería de Calidad por parte del ITESM. Es Ingeniero Mecánico Electricista por la UIA, Consultor PYME acreditado por CANACINTRA y por la Aceleradora de Negocios del ITESM como “Project Leader” donde ha liderado a la fecha 4 diferentes proyectos de aceleramiento. Actualmente dirige sus propias empresas Joega Industrial y Consultoría e Ingeniería SC, además de ser el director y editor de Pulso Pyme. En Consultoría e Ingeniería te podemos ayudar a mejorar la "CALIDAD-PRODUCTIVIDAD-SUSTENTABILIDAD" de todos los procesos que efectúa tu organización, para que con esto puedas satisfacer de mejor forma las necesidades de tus consumidores y/o usuarios, logres mayor rentabilidad y la mejora continua que tanto te hace falta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.