Estimada Laura:

¡¡Para ti, con dedicatoria, te presento una desafortunada novela de la vida real!!

Te cuento que, hoy por la mañana, me desperté muy temprano ya que quedaste de estar a las 900, sin falta en la casa.

Me bañé y vestí para estar presentable a nuestra cita. Terminando de acicalarme a eso de las 830 AM. En ese momento inició mí espera a tu llegada. ¡Estaba guapísimo y hasta me puse mi colonia y desodorante, es lo adecuado,  para nuestra importante reunión! ¡Claro, por fin iba a tener la oportunidad de platicar frente a frente contigo, mí contadora, y de recibir los importantes papeles que me ibas a traer! Sí, esos que ya me debes desde hace varios meses.

A las 900 todavía no habías llegado. Tampoco lo hiciste a las 915, 930 o a las 945 y ahora que ya son las 1000, creo que nuevamente me dejaras plantado. Y, cuando finalmente te pueda localizar si no está tu buzón, seguramente me darás una más de tus acostumbradas escusas “ESQUEZOFRENICAS” del por qué no pudiste verme una vez más. ¡Todos esos, claros síntomas inconfundibles de un mal servicio!

Es increíble que una y otra vez me dejes plantado y una y otra vez te tenga que mendigar mis papeles, los cuales nunca me entregas a tiempo o que me atiendas. Y esta ocasión no fue diferente: -“ME VOLVISTE A DEJAR PLANTADO”- y tampoco tuviste nuevamente la cortesía de llamarme para cancelar o para disculparte. ¿Pues finalmente qué o quién te crees que eres para comportarte así? Y menos con un cliente que de una u otra forma se copera contigo para poner los sagrados alimentos en tu mesa.

Para colmo, ni siquiera vienes a recibir los pagos por tus “MALOS SERVICIOS”.

En suma, no me atiendes o das el servicio que me merezco.

¿Qué pena, verdad…? ¿Serás la única contadora que puede atenderme como me lo merezco?

Además, te comento que es bastante molesto tener que estar buscándote y rogándote que me atiendas. Peor que ser novia de pueblo…

Por último, sabes, hace poco una persona me pedía referencias de “Mí contadora” para poderla contratar. ¡¡NO PUDE RECOMENDARTE!!

ME VOLVISTE A DEJAR PLANTADO.
¡DESDE TEMPRANO ME PREPARÉ OTRA VEZ PARA TU IMPORTANTE VISITA!
PERO: NO VOLVISTE A LLEGAR.
¿QUÉ TE PARECE? 
Y NI SIQUIERA ME AVISASTE QUE NO IBAS A VENIR.

PD: Estimado lector, si tú tienes un caso igual de patético de servicio o de calidad que te hayan hecho, pídeme la guía de estilo y te ayudo a editarlo y también lo publicamos.

PPD: O, si en tu empresa muy seguido tienen este tipo de “QUEJAS POR PARTE DE LOS CLIENTES”, también te podemos ayudar a eliminarlas. ¡PONTE EN CONTACTO CONMIGO Y TE APOYO! Y, si no, pues no…

NOTAS:

  1. (STS)* CONCEPTO DESARROLLADO POR CONSULTORÍA E INGENIERÍA SC www.consultoriaeingenieria.org
  1. FOTOS CORTESIA DE: Todomail.com

Jacobo Neuman
Jacobo Neuman

Dr. Jacobo Neuman Praes. Doctor en Administración de Negocios por la University of Texas-ITESM. Maestro en administración en ITESM, Maestro en Ingeniería Industrial y Análisis de Operaciones en la University of Wisconsin Milwaukee, además está certificado como experto en Control Estadístico del Proceso e Ingeniería de Calidad por parte del ITESM. Es Ingeniero Mecánico Electricista por la UIA, Consultor PYME acreditado por CANACINTRA y por la Aceleradora de Negocios del ITESM como “Project Leader” donde ha liderado a la fecha 4 diferentes proyectos de aceleramiento. Actualmente dirige sus propias empresas Joega Industrial y Consultoría e Ingeniería SC, además de ser el director y editor de Pulso Pyme. En Consultoría e Ingeniería te podemos ayudar a mejorar la "CALIDAD-PRODUCTIVIDAD-SUSTENTABILIDAD" de todos los procesos que efectúa tu organización, para que con esto puedas satisfacer de mejor forma las necesidades de tus consumidores y/o usuarios, logres mayor rentabilidad y la mejora continua que tanto te hace falta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.