TRUMP: La total inviabilidad de sus propuestas contra México

0
752
donald trump

Este tema está candente. Nos afecta a todos, y como hay mucha gente preocupada en México de que gane Trump, reseñaré las principales propuestas que tiene el candidato republicano.

Son propuestas radicales, mercadotecnia sin contenido, dirigidas a ganar a toda costa con los votos de gente que ignora los problemas mayores que traerían. Veamos sus dos propuestas principales que tocan directamente a México:

  1. Poner aranceles del 35% a las importaciones provenientes de México y renegociar o cancelar el Tratado de Libre Comercio (TLC-NAFTA). Trump alega que Estados Unidos tiene un déficit de 58 mil millones de dólares con México (lo que es verdad) y hay que corregirlo.

Se le olvida a Trump que hay muchos más países en el mundo que tienen un saldo comercial favorable en su comercio con Estados Unidos. Veamos los datos oficiales del 2015 fuente: USA Census Bureau. https://www.census.gov/foreign-trade/statistics/highlights/top/top1512yr.html

year-to-date-total-tradeComo podemos ver, Estados Unidos tiene un déficit de 365 mil millones de dólares con China, 74 mil millones con Alemania, 68 mil millones con Japón, todos ellos mayores del que tiene con México.

Aún así, Trump sólo ha amenazado con ponerles arancel a China (del 45%) y a México (35%). Esto pudiera interpretarse de discriminatorio y hasta racista, ya que Trump nunca ha mencionado a Alemania como “enemigo comercial” (su abuelo era alemán, de ahí su apellido) y de Japón sólo se ha quejado de que “no hay Chevis en Tokio”, aunque también ha dejado entrever que les pondría aranceles como a China.

Hay varias razones principales por las que Trump no podría implementar aranceles contra México (ni a China).

  • El congreso tendría que aprobarlo, sería muy difícil que pasara.
  • Las cadenas de suministro entre el bloque norteamericano se romperían. Hay un entresijo logístico inmenso de partes y componentes entre los tres países norteamericanos, que sería virtualmente imposible romper (los cimientos están firmes y cementados desde hace 22 años). Volver a construir cadenas de suministro para fabricar, supuestamente, los productos en Estados Unidos, tomaría años, si es que se pueden reconstruir.
  • México quebraría, sí, pero también Canadá (que también depende su comercio más de un 80% del que hace con Estados Unidos). Si México cae, Canadá cae y Estados Unidos cae.
  • Estados Unidos estaría violando el Tratado de Libre Comercio y los tratados que tiene con la Organización Mundial del Comercio (OMC). Sentando un precedente pésimo (nadie querría negociar tratados con Estados Unidos) y ya nadie tomaría con seriedad a la OMC.
  • Suponiendo que se pudiera regresar la producción industrial de México hacia Estados Unidos (lo que es el objetivo de poner aranceles, hacer que regresen las fábricas a Estados Unidos), eso haría quebrar en cadena a una enormidad de empresas trasnacionales que han invertido una fortuna en sus plantas en México.
  • Los consumidores americanos tendrían escasez de productos en el mejor de los casos y sufrirían incrementos de precio enormes de hasta el 30%http://www.forbes.com/sites/stuartanderson/2016/05/22/donald-trumps-plan-to-make-americans-poor-again/#28f8a2242db0 ese incremento en los precios de los productos sería, para efectos prácticos, como una reducción de salario para los trabajadores estadounidenses.
  • El hueco dejado por México y China haría que otros países trataran de llenarlo (Vietnam, India, Malasia, etc), creando otros déficits similares de tamaño con los países sustitutos, ya que los empresarios no regresarían sus fábricas a Estados Unidos, se irían a otro país que puede fabricar económicamente sus productos, para después exportarlos a Estados Unidos.
  • México, Japón y China pondrían a su vez, aranceles a Estados Unidos, creando una guerra comercial y caídas enormes de las bolsas de valores, haciendo una recesión mundial peor que la de 1929.

Trump ha dicho que “lo único que negociaría con México sería la altura del muro que piensa construir”. Pues bien, no se ha enterado que México es el segundo cliente comercial de Estados Unidos, veamos las cifras oficiales del 2015 del USA Census Bureau:

year-to-date-exportsMéxico le compra más a Estados Unidos (236 mil millones de dólares) que China + Japón + Corea del Sur juntos (116+62+43 = 221 mil millones de dólares). Si una empresa no negocia con sus clientes, ¿con quién negocia?

Pero también México es proveedor de Estados Unidos. Veamos la misma fuente:

year-to-date-importsMéxico le vende más a Estados Unidos (294 mil millones de dólares) de lo que le venden Alemania + Inglaterra + Francia + Italia juntos (124+57+47+44 = 272 mil millones de dólares).  Si una empresa perdiera, de la noche a la mañana al, digamos 20% de sus proveedores críticos, ¿qué pasaría?

México, es en suma un socio de Estados Unidos, y las proyecciones apuntan que sea entre el primero o el segundo más importante (ahora es el tercero en volumen de comercio y el segundo cliente de Estados Unidos). Trump tendría y mucho que negociar (y eso significa ceder, no sólo imponer) con México.

Por cierto, el Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, ha más que quintuplicado el volumen de negocios entre los tres países en tan sólo 22 años de existencia. Eso es un éxito rotundo, a pesar de que hay gente que cree que fue malo para su país en particular; no se puede tener contentos a todo mundo, y por supuesto sectores que México salieron afectados, como la agricultura. Aunque siempre hay sectores más ganadores que otros, el TLC, en su conjunto, ha sido un éxito sin precedentes. http://www.elpuntocritico.com/noticias-mexico/noticias-politica-mexico/79781-a-20-a%C3%B1os-del-tlc-no-ha-alcanzado-todas-las-metas.html

Con una sola de las anteriores razones bastaría y sobraría para detener la idea de dañar o cerrar el comercio entre los países del TLC. Con 7 o más razones se hace virtualmente imposible de implementar.

  1. Poner un muro para detener la inmigración, hacer que México lo pague y deportar 11 millones de indocumentados.

Esto ha sido el ariete de su campaña: “Build the Wall”, construir un muro.  Sin embargo, hay varios factores que indican la total inviabilidad de su promesa:

  1. Nuevamente sería un proceso que llevaría años discutir y aprobar en el Congreso de Estados Unidos. Trump jamás vería el muro construido durante su mandato (si es que gana, lo que es difícil).
  2. Para construir el muro, Trump ha dicho que se quedaría con las remesas de los mexicanos. No hay manera de que los bancos, ni Western Union, se queden con el dinero que los migrantes, o ciudadanos estadounidenses o empresas mandan a México. Eso, además de un robo, es totalmente ilegal en las leyes estadounidenses y mundiales, además de inútil se podrían triangular los fondos entre varios países, no se sabría qué mexicano es ciudadano y quién no lo es a la hora de hacer los envíos de remesas. Aunado a que hay una gran cantidad de centroamericanos y sudamericanos que también serían afectados, puesto que muchos son ilegales.
  3. Los puestos de trabajo en el campo no serían ocupados por estadounidenses. Y la agricultura estadounidense colapsaría. Esto, de hecho, ya pasó en el Estado de Georgia en el 2011 y en el estado de Alabama en el 2012, estados que se pusieron rígidos contra los inmigrantes, quienes, asustados se fueron a otros estados y dejaron desiertos los campos de cultivo. Las pérdidas para Georgia y Alabama fueron descomunales más de 140 millones de dólares y ni pagando 15 dólares la hora, pudieron los agricultores estadounidenses contratar ciudadanos nativos para las labores del campo.https://mic.com/articles/8272/alabama-illegal-immigrant-crackdown-destroys-farm-business#.tx8uYQK9z

Imaginemos ahora lo que pasaría en los 50 estados: sería una catástrofe alimentaria.

  1. México tiene, desde hace más de siete años, una inmigración negativa hacia Estados Unidos. El total es de -140,000 personas desde el 2009 a la fecha. Es decir, hay más mexicanos que se regresan a México, que los que se van a Estados Unidos (restando los que se van menos los que regresan). Lo que hace innecesario poner un muro.http://www.pewhispanic.org/2015/11/19/more-mexicans-leaving-than-coming-to-the-u-s/ Ahora los países que envían más ilegales a Estados Unidos son la India y China. Que se sepa, un muro no evitará que vuelen los inmigrantes de otros países que no tienen frontera. http://www.migrationpolicy.org/article/frequently-requested-statistics-immigrants-and-immigration-united-states
  2. Los costos de deportar más de 11 millones de ilegales (sólo la mitad son mexicanos) ascienden a 400 mil millones de dólares, la economía de Estados Unidos caería en 1,000 millones de dólares en su PIB. Se necesitarían 90,000 agentes federales (Estados Unidos sólo tiene 4,000 ahora) http://www.wsj.com/articles/the-costs-of-mass-deportation-1458342018 Se necesitarían más de mil centros de detención (ahora hay 250) en donde los ilegales pueden pasar meses antes de su deportación, más de 1,300 cortes de juicios de emigración (ahora sólo hay 58). Y todo esto sin contar que sería un caos social, por la cacería de brujas en los centros de trabajo, escuelas, barrios. Además, faltaría marcar con una señal como se hizo en la segunda guerra mundial a todos los ilegales.
  3. Según Trump, los terroristas islámicos pueden ingresar por la frontera con México. Noticias, México es un país prácticamente libre de islámicos. Tiene 5,000 http://www.eluniversal.com.mx/articulo/periodismo-de-investigacion/2015/12/12/el-boom-del-islam-en-mexico comparados con 1,000,000 en Canadá y 3,300,000 en Estados Unidos. http://www.pewresearch.org/fact-tank/2016/01/06/a-new-estimate-of-the-u-s-muslim-population/ Si la preocupación de Trump es que crucen la frontera, entonces debería de poner un muro con Canadá que tiene 200 veces más islámicos que México. Lo que ha pasado en los recientes atentados terroristas, han sido ciudadanos estadounidenses islámicos los que los han cometido, o visitantes islámicos con visas que cometieron los atentados del 9/11, quienes evidentemente tomaron vuelos para llegar a Estados Unidos.
  4. Los costos de un muro que mida 8 metros de alto (más lo que tienen que ponerse como cimiento y para evitar túneles) por 3,360 kilómetros de largo para dividir la frontera, se estiman en más de 25 mil millones de dólares http://www.newsweek.com/trump-wall-impractical-impolitic-impossible-459802 más los costos de mantenimiento. Pero se omiten los costos logísticos de transportación de materiales a áreas desérticas, atravesar el Río Grande, el Río Colorado, que permitiera el paso del agua, pero no de la gente. Los costos medioambientales, las pérdidas de especies en peligro de extinción, los amparos de los dueños de los terrenos y los parques nacionales que no querrían ser expropiados. Sería una batalla legal que tomaría años para que Trump la ganara.

En resumen, Trump es un populista con iniciativa propia. Usa propuestas tipo “producto milagro” para llevarse votos de gente que no se ha puesto a reflexionar los contratiempos que tiene. La gente quiere que le hablen bonito, escuchar a alguien “duro”. Trump ciertamente sabe usar ideas populistas y copiar muchas que utilizaron los dictadores que llevaron al mundo a la segunda guerra mundial. Lo que dice Donald Trump no es nuevo, es un refrito.

En lo que respecta a los mexicanos, no debemos de preocuparnos por esas propuestas. Si cae México, cae Canadá y cae Estados Unidos. Los tres países tienen un inmenso comercio entre ellos, lo que le pase a uno, le pega al otro. No hay vuelta atrás. La realidad pone a todo mundo en su lugar. Las ideas de Trump son difíciles que se aprueben, casi imposibles que se pongan en práctica, y son totalmente contraproducentes en la práctica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here